La armonía del caos

Lluc era uno de los que se encontraban presentes. Hace muchos años Lluc y Marc eran amigos, pero Lluc se tuvo que ir a la granja de su padre y desde entonces perdieron bastante el contacto, salvo una visita que se producía una vez al año. Hijo de un importante terrateniente, no tardaría mucho en heredar las tierras de su padre.

–          ¿Qué quieres decir? – Preguntó fríamente Marc. – Sabes perfectamente que no creo en tus predicciones. Eso del destino es una mentira que os habéis inventado para no aceptar la responsabilidad de las acciones. Y aunque fuese verdad lo que dices, ¿qué otra opción tengo? El portal seguirá abierto hasta que yo lo cierro, pues nadie más sabe cómo hacerlo. Y no quiero ni imaginarme que pesadilla puede salir de él si permanece así. De momento hemos tenido mucha suerte, pero la suerte tarde o temprano se acaba.

Dichas estas palabras Marc se fue con el resto del grupo y les comenzó a hablar.

–          Os tengo que pedir un favor. Como recordareis hace poco realice un experimento que salió mal. Ahora dicho fracaso está custodiado por el ejército y de momento lo están conteniendo, aunque no se por cuánto tiempo. Para poder cerrar el portal que abrí, necesito de un disco duro que me dejé y los militares no me van a dejar recuperarlo. Necesito que me ayudéis a despistarlos mientras cojo el disco duro.

Varios murmullos comenzaron a hacer pensar a Marc que sus amigos tenían miedo.

–          Escucharme. Se es normal que tengáis miedo. Pero no os pido que entréis en la zona, de eso ya me encargo yo. Solo que consigáis despistar a los soldados para que pueda investigar sin problemas. Tengo un temor. Las criaturas que salen parecen intentos fallidos por crear seres vivos, pero quien crease el portal tarde o temprano conseguirá su propósito, y entonces tendremos problemas. Solo es cuestión de tiempo que aparezca un monstruo que no se muera a los pocos segundos.  Por favor. Solo será ir coger el disco duro y volver. No deberíamos tardar demasiado tiempo.

One Reply to “La armonía del caos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*