No humano 2

Después fue Carlos el que recibió, pero le faltaba fuerza el impacto y no causó daño alguno. Los intercambios de golpes continuaron. Laura se movía más lentamente que su hermano y cada vez la distancia entre los dos era mayor. Al final ella decidió pasar a la defensiva, lo que molestó a Carlos.

  • Venga. Si no atacas nunca vas a aprender.

El combate prosiguió con ella atacando, pero estaba demasiado herida como para representar un oponente digno de su hermano. Al darse cuenta de esto Carlos dejó de atacar para darle una oportunidad a Laura. Poco después decidieron que era momento de parar.

  • Vamos a descansar un rato. – Dijo él.
  • Ya estáis descansando. – Picó Encarna.

Laura salió del combate con una leve cojera.

  • A ver si me acuerdo como era. A ver, ponte así. – Decía Carlos mientras intentaba imitar lo que recordaba de los movimientos de Nikita.

Laura intentó seguirle los pasos.

  • No soy muy buen espadachín y no me acuerdo con exactitud cómo iba el tema. Creo que era algo así. – Y realizó el movimiento.

Laura no era capaz de seguir a su hermano ya que sus heridas le perjudicaban en los movimientos. Finalmente decidió que tenía que dejarla descansar. Encarna por otro lado no estaba de acuerdo y sustituyó a Carlos en el combate.

  • No acabo de entender el entrenamiento. Si no regenera las heridas la distancia será todavía más abismal.
  • Si. – Y le dio una patada a Laura tirándola al suelo. – De eso se trata. Que se acostumbre a tener heridas y que no baje su ritmo bajo ninguna circunstancia. Tiene que esforzarse físicamente para soportar cualquier herida que tenga. Cuando haya soportado el dolor físico, comenzará el entrenamiento de verdad. Hasta el momento solo recibirá palizas y aprenderá a defenderse de los ataques. A lo mejor le va a llevar seis meses o un año, pero cuando lo haya conseguido… – Levantó del pelo a Laura y le dio un rodillazo en el estomago derribándola. – … empezará a ser una buena luchadora. Al fin y al cabo, esto es lo que ella eligió. Es su camino.
  • ¿A qué os referís? ¿Ella quiso ser guerrera?
  • Si.
  • ¿Por alguna razón en especial?
  • Ya sabes que siempre ha sido muy nerviosa. Lo ha elegido ella.
  • Pues parecía muy tímida.

El entrenamiento continuó hasta que llego la hora para ir a la tienda de Urajara. A pesar de lo que había dicho su tía, está no fue ya que afirmó que tenía que prepararse, por lo que solo fueron a su destino los dos hermanos.

Una vez en la tienda les estaba esperando Juno con los otros tres hombres que había visto en la tienda. Hicieron las presentaciones pertinentes. El parlanchín, quien se comportaba como el líder del grupo se llamaba Jack. El gigante de dos metros diez era Bobby. El hombre cucaracha tenía un nombre difícil de pronunciar, Swarchy. Finalizadas las presentaciones partieron al rescate de su amiga.

El primer tramo del viaje lo hicieron en coche. Por el trayecto Jack les iba informando.

  • Tenéis que hacer exactamente lo que os digamos y no os separéis de mi.
  • No te preocupes. Somos más fuertes de lo que parecemos.
  • Si me preocupo, e intentar no utilizar vuestros poderes. Son más peligrosos de lo que creéis. Escuchar. Existe un grupo de vampiros que tienen el poder de ver lo que ocurrió en un cierto lugar. Rastrean por el tiempo, no por el espacio. Y si os ven utilizando vuestros poderes podrían llegar a averiguar quiénes sois y entonces estáis acabados. No solo estáis poniendo en peligro vuestras vidas. Si descubren quienes sois irán por vuestras familias. ¿Ha quedado claro? Hay que ser discretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*